Transtornos por deficit de atención con hiperactividad

written by Rober on febrero 18, 2013 in Atención Temprana en Bilbao with no comments

CAUSAS Y ETIMOLOGÍA

Aprendizaje infantil

Aprendizaje infantil

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es el problema de salud mental diagnosticado con más frecuencia en niños. Se identifica en un 3-5% de niños en edad escolar y es más frecuente en varones. A menudo, los niños con este trastorno son incapaces de prestar atención a una tarea concreta durante un período prolongado, suelen ser hiperactivos o inquietos y, en general, son desorganizados e impulsivos. Algunos niños con TDAH presentan sobre todo problemas para mantener la atención, otros son primordialmente hiperactivos e impulsivos y otros tienen problemas en ambas áreas. En ocasiones, sacan malas

notas en la escuela y son lentos para desarrollar habilidades sociales.

Los síntomas persisten durante al menos 6 meses:

¨ No parece escuchar.

¨ Se olvida de las cosas.

¨ Manifiesta dificultades para seguir instrucciones.

¨ Tiene dificultades para prestar atención.

¨ Se distrae con facilidad.

¨ Parece desorganizado.

¨ No para quieto.

¨ Está inquieto.

¨ Le es difícil jugar tranquilamente.

¨ Interrumpe a los demás.

¨ Se levanta cuando no debe.

¨ Habla demasiado.

DIAGNÓSTICO

Los niños en los que se establece el diagnóstico de TDAH han de presentar varios de los signos y síntomas mencionados hasta un grado considerado como “perjudicial” y con una frecuencia mucho mayor de lo que predecible para su edad y nivel de maduración.

TRATAMIENTO

El diagnóstico de este trastorno ha de basarse en una valoración minuciosa para excluir otras posibles causas de las dificultades del niño, lo que incluye información a partir de su familia y maestros y una evaluación por parte de profesionales de asistencia sanitaria, incluyendo habitualmente un pediatra, un psiquiatra infantil y un psicólogo infantil. La valoración requerirá varias horas y múltiples visitas al médico.

Una vez establecido el diagnóstico, se dispone de diversas opciones de tratamiento, incluyendo tratamiento conductual, programas de educación especial y medicación.

Padres y maestros han de tomar parte en el tratamiento del niño con un refuerzo

positivo de las buenas conductas, animándole y siendo tajantes en lo que atañe a lo considerado inaceptable. También es efectiva la atención adicional prestada por parte de sus maestros o un menor número de alumnos por clase.

Hasta un 70-80% de niños con TDAH responde a la medicación estimulante, que con frecuencia da lugar a una rápida mejora de los síntomas. Este tipo de medicación contribuye a frenar las conductas impulsivas e hiperactivas, lo que permite al niño concentrarse y aprender. La medicación “estimulante” suele ser bien tolerada y apenas origina efectos secundarios. Los niños que siguen dicho tratamiento no corren mayor riesgo de volverse drogodependientes más adelante.

La identificación, diagnóstico y tratamiento precoces ayudarán a que los niños

afectados puedan desarrollar todo su potencial.