Terapia miofuncional Bilbao

written by Rober on febrero 18, 2013 in Logopeda en Bilbao with no comments
Terapia miofuncional Bilbao

Terapia miofuncional Bilbao

Disciplina que se encarga de prevenir, valorar, diagnosticar y corregir las disfunciones que pueden interferir, tanto en la producción del habla como en las diferentes estructuras del sistema orofacial, desde el nacimiento hasta la vejez.

Son procedimientos y técnicas para:

• Equilibrar o compensar las estructuras óseas implicadas y las estructuras musculares a nivel orofacial y contiguas a éstas.

• Crear nuevos patrones neuromotores de comportamiento y llegar a una generalización.

• Reducir las parafunciones.

• Mejorar la estética del paciente.

Fisiología de los procesos básicos del sistema estomatognático

Las personas se comunican a partir de unas estructuras orgánicas básicas y unas funciones vitales, que en conjunto producen lo que llamamos lenguaje, que sería un código verbal establecido por hablantes de una comunidad.

El habla es un acto dinámico. Son movimientos coordinados llevados a cabo por los labios, los mofletes, la lengua, el paladar y la musculatura faríngea (ésta es la que produce el sonido).

Para poder intervenir en los diferentes pasos de estos procesos es necesario conocer más detenidamente su funcionamiento.

Pasos del habla.

1. Se coge aire por la nariz (en algunos casos esta vía está alterada y se respira por la boca).

2. El aire atraviesa por el aparato respiratorio.

3. En la espiración el aire pasa por la laringe que es donde se encuentran las cuerdas vocales.

• Si están abiertos el aire pasará normal.

• Si están en contacto, el aire llevará una sonoridad producida por la vibración de las

cuerdas debida a la presión ejercida por el aire.

4. El aire llega al velo del paladar:

• Si está subido, impide que el aire salga por la nariz y de esta forma saldrá por la boca,

produciendo un sonido oral.

• Si el velo está bajo, saldrá por la nariz produciendo un sonido nasal.

5. El aparato articulatorio está constituido por:

• Órganos en movimiento (activos): Lengua, labios y velo del paladar.

• Órganos de contacto (pasivos): dientes, alveolos y paladar duro.

Según como estén dispuestos estos órganos se producirán unos fonemas u otros.

 

Características de los fonemas:

• Según el punto de articulación: labial, labiodental, dental, alveolar, palatal y velar.

• Según el modo de articulación: oclusivo, fricativo, líquido, vibrante y nasal.

Estos movimientos orales también colaboran en el proceso de alimentación. Colocan el alimento en la boca, ayudan a la masticación y en la propulsión del bolo hacia el esófago.

El aparato bucofonador pone en movimiento una gran cantidad de musculatura que actúa de forma sincronizada en el espacio y el tiempo.

No obstante, no es extraño que en algún momento o punto de este proceso se observen alteraciones o desviaciones que impliquen dificultades para conseguir los resultados adecuados a la hora de producir los sonidos o en el proceso de alimentación.

Por esta razón, no sorprende la cantidad de patologías que se manifiestan cuando hay retraso del habla o trastornos en la articulación.

Hay muchas causas que pueden producir estas alteraciones, ya sea por alteraciones orgánicas, congénitas o adquiridas, o por malos hábitos que han comenzado como una mala función llegando a producir alteraciones en la forma y creando así una dificultad añadida.

Es en estos momentos es donde la TMF valora todas estas estructuras como las rehabilita, para llevar a la persona a una mejora en las estructuras afectadas o en la función que está alterada.

Áreas de aplicación de la TMF

– Patologías funcionales (dislalias, degluciones atípicas).

– Malformaciones faciales, craneales y bucales (disglosias, maloclusiones).

– Patologías neurológicas o neuromusculares (disfagia, disartria).

– Secuelas quirúrgicas s de AVC o TCE.

– Postintervenciones de la zona oral.

– Cirugía tumores cara o cuello.

– Cirugía plástica reconstructiva.

– Roncopatías.

– Pacientes geriátricos, enfermedades neurológicas o degenerativas, TCE, niños

prematuros, etc.